Fortificación de Sistemas

Ha llegado la hora de dejar de exponer sus puntos débiles Haga que el sabotaje de sus sistemas críticos se convierta en una misión imposible

Un sistema totalmente seguro es aquél que se encuentra desconectado y aislado del exterior. Una situación así se antoja irreal, de manera que para que el negocio funcione correctamente, es necesario establecer vías de acceso a los servicios que se necesiten ofrecer a los clientes o empleados.

Es necesario pues, dejar pasar cierto tráfico para que se puedan ofrecer dichos servicios. Esta circunstancia, deja expuesto al sistema que ofrece estos servicios, y es necesaria una constante supervisión de los mismos, una continua actualización y un estudio permanente de las vulnerabilidades que vayan surgiendo.

Fortificar un sistema es un trabajo de varias fases, la primera de las cuales consiste en realizar un análisis de vulnerabilidades del sistema objeto de estudio.

La siguiente fase comprende la eliminación de las vulnerabilidades y minimizar los riesgos hallados en el análisis previo. Esta eliminación no es un proceso estático, ya que requiere de una constante comprobación, así como de actualizaciones de los sistemas en prevención de futuras vulnerabilidades de los mismos